Querido hijo:



Te escribo esta carta para agradecerte el regalo que nos enviaste.
Nos alegra saber que aunque estés lejos te está yendo bien, a pesar de que trabajes tanto que no te quede tiempo para llamarnos por teléfono.
Te estoy escribiendo desde la computadora de tu hermano.
Vine a almorzar con ellos y traje una pasta frola para los chicos porque Diana nunca les prepara cosas ricas, pobrecitos.
Vine yo sola. La semana que viene le tocará a tu padre.
Acá está haciendo un frío tremendo y yo con mi reuma me muero de dolor. Ya cuando tengas mi edad vas a saber lo que es el reuma.

Gabriel, querido, tu regalo nos ha cambiado mucho la vida!! Justamente antes  de ayer hablábamos de esto con tu padre.
Ya no imaginábamos llegar a tener ahorros. Tus cinco mil euros nos dan la tranquilidad y la seguridad que nunca habíamos tenido.
Quedate tranquilo, que los guardamos en un lugar muy seguro.



Trabajando toda la vida, nunca logramos juntar dos mangos. Vos sabés bien que todo lo que cosechamos fue siempre para ustedes tres, para darles una carrera para que les sirviera para un futuro.
No me quejo, logramos que nuestros tres hijos estudiaran y se recibieran, como si fueran hijos de ricos.

El único que ha sabido sacar el jugo a su título sos vos, Gabrielito, aunque le hayas hecho caso a tu mujer y se hayan ido del país, yo estoy muy orgullosa de vos. Sos químico y trabajás de eso. No como tus hermanos que han hecho cualquier desastre con sus vidas.

Ricardo, como siempre, trabaja de la mañana a la noche para darle todos los gustos a Diana.
Dice que no quiere ejercer como abogado, que terminó la carrera para no tener que aguantar mis quejas, pero lo que a él le gusta es el comercio.
Fijate vos, si son cosas para decirle a una madre!!
Yo sé muy bien que esas cosas se las mete la fulana en la cabeza, pero qué le voy a hacer, no me queda otra que callarme. Una madre sabe callarse para cuidar la armonía en la vida de sus hijos, aunque sufra en silencio.



Hoy cuando estábamos comiendo no aguanté más y les conté de tus cinco mil euros de regalo.
La fulana se puso blanca como un papel y estuvo a punto de decir algo, pero tu hermano no se lo permitió. Le mandó una de sus miradas que congelan...
Sacá vos tus propias conclusiones!!

Vos sí que sos agradecido!! No como la guacha de Nora, que me llama cuando se acuerda y no se acuerda nunca.
Ni siquiera sé dónde vive, podés creer?? La última vez que llamó habló con tu padre. Le dijo que estaba en Roma, pero en unas semanas se iría a otra ciudad y todavía no sabía a cuál!!
Te parece justo lo que hace esta chica?? Tanto sacrificio para que me estudie el magisterio, y al final se dedicó a hacer lo que quiso con su vida!! No hay derecho!!
Como dice la tía Ñata: Cría cuervos!

Pero vos no, Gabito, vos sos el único bueno. Siempre fuiste el mejor hijo.
Lástima que estés tan ocupado que te puedas comunicar poco y nada con nosotros. Pero vos no te preocupes, que yo soy tu madre y te comprendo.
El tema lo tengo con tu padre, que se pone muy mal extrañando y piensa que te olvidás de él. Vos sabés cómo es tu padre!!
Pero hay que agradecer que está muy bien, para la edad que tiene se mantiene muy lúcido y activo.
Tiene las plantas más lindas que nunca. Claro, es que ahora está más tiempo en casa. Con la cuestión de tus cinco mil euros, ya no podemos dejar la casa sola. Vos viste cómo está la inseguridad acá.

Por eso es que nos turnamos y venimos de a uno a comer en lo de tu hermano: una semana yo, otra semana él.
También vamos de a uno a las reuniones del centro de jubilados.
La semana que viene se casa la hija de Martita y ya decidimos que voy a ir yo y diré que tu padre está con dolor de cabeza y listo.

Como te decía antes, tu regalo nos ha cambiado la vida. Ahora tendremos tranquilidad en nuestra vejez y debemos cuidarla.

Cuidate mucho, hijo querido, te mando muchos besos y todo mi amor. Saludos para tu mujer.

Mamá.





18 comentarios:

Lichazul dijo...

es triste, pero bastante real, hay quienes se olvidan de toda raíz,
pero las vueltas de la vida son únicas
y a quien desprecia su origen...tarde o temprano vuelve sobre sus pisadas con la cola entre las piernas, ley de vida

los padres sean como sean son nuestra raíz, y es deber de atenderles cuando ya viejos están, sin juzgar ...

3° Honrrarás Padre y Madre


besitos y luz

Ayelén dijo...

Me gusta mucho el modo original en el que escribes este blog. El concepto de las cartas es maravilloso.
Besos.

Ayelén dijo...

Me gusta mucho el modo original en el que escribes este blog. El concepto de las cartas es maravilloso.
Besos.

Adriana Alba dijo...

como decía China zorrilla, en Esperando la Carroza....

...tapizada de desdichas está la vida de una madre!!!!!

jajajaja

Cariños Epístola.

Liliana Lucki dijo...

Maravillosa carta e ingeniosa forma de agradecer y culpar a la vez. Madre y mayor....Abrazo.

silvia zappia dijo...

yo, como buena madre que soy, le preguntaría a la señora si sabe en qué trabaja gabito en realidad...a mí me da qué pensar, epístola, qué querés que te diga...químico, químico....mmmm...bueh, pero qué buen hijo, che!

grande, epis! (espero no ser nunca como esta señora...)


abrazo*

Gamar dijo...

¡Pero que alegría recibir carta tuya después de tanto tiempo!

Yo también me llamo Gabriel pero soy al revés que ese. Los llamo y visito seguido aunque nunca les mande plata.

Un beso y me alegro que volviera las epístola.

La condesa sangrienta dijo...

Nada mejor que unos miles de euros para lavar conciencias, purgar pecados y mejorar el currículum, no?
Pero vamos a darle crédito a Gabriel y es el de haberte hecho regresar al blog.
Te mando un beso grande
Chechu

VER (VACACIONES EN ROMA) dijo...

Pero que cosa, cuantas pasadas de facturas...no?? bueno, no sè...parece que està todo bien, pero en realidad a la hora de poner las cosas en la balanza no es tanto, no..??

Me alegra tu vuelta y me encanta como escribìs, se extrañaba.

Un abrazo grande.

A.R.N. dijo...

hasta donde vale la pena atarse a las cosas materiales? si, ya se, ya se... la plata nos mantiene mas tranquilos(o no?)
beso

Tia Lelé dijo...

Qué bueno recibir cartas tuyas Epístola!Se te extraña demasiado y hoy has vuelto con tremenda carta.
Esta mamá que,no sólo que se lo pasó pasando facturas sino que, con la alegría que tiene de haber recibido ese dinero no se da cuenta que, lejos de ser una tranquilidad para su vejéz pasó a ser una preocupación. Pero... todo sea por un hijo no?
Un beso y bienvenida.-

LA NOVIA dijo...

El pobre muchacho habrá creído que con unos euros le tapaba la boca... o la dejaba muda... No Señor!!!!! Error!!!

Yoni Bigud dijo...

El mundo está lleno de gente así, y eso no deja de ser curioso. Triste reflejo.

Un saludo.

Oz dijo...

Muy bello post, te felicito y agradezco por compartirlo con nosotros. El blog es excelente, muy completo y ameno de leer.
Un gran saludo, Oz, desde:
http://leyendas-de-oriente.blogspot.com/

Tamara Franquez dijo...

no quisiera tener una madre asi, ni una suegra menos....sera que las mujeres tenemos ese "no se que" que nos hace mas malvadas de lo que creemos que somos? ...y por algo nos toco el rol de eva con la serpiente...muy bueno tu blog, saludos!

tia elsa dijo...

Pensar que muchas madres son asi. Buenop con ese dinerillo si que perdieron la tranquilidad. Besos y como siempre me encantan tus cartas, por eso no las quemes! Besos tía Elsa.

reduccion mamaria dijo...

Maravillosa carta e ingeniosa forma de agradecer y culpar a la vez. Madre y mayor....Abrazo.
Marcelo
Cirujano Especialista en cirugia de nariz

karthik dijo...

this is such a nice and useful information for us...i appreciate urs word Free Blogger premium Themes