Roberto, querido hijo:

Sé que el recibir esta carta te sorprenderá.
Muchas veces tuve el impulso de escribirte pero no pude, no me dieron las fuerzas.
Quiero que sepas que no hay día en el que no piense en vos, no hay día en que no me arrepienta de todo.
Te estoy escribiendo para hacer algo que nunca hice. Te estoy escribiendo para pedir perdón.

Yo te hice mucho daño, te fallé como padre, te eché de nuestra casa en el momento en que más me necesitaste.
Estaba como loco, no entendía nada. Por qué a mí?  Todavía no puedo darme cuenta qué cosas hice mal para que salieras así.

Pasaron más de cinco años y se me hunde el pecho de dolor, de tanto extrañarte. Creía que con el tiempo iba a ser más fácil, pero me equivoqué.
Tu madre casi ni me habla, anda apagada y triste desde que pasó todo y sé que soy el responsable.

Quisiera saber de vos, Roberto. Saber qué hacés, cómo estas, y aunque parezca ridículo sueño con que las cosas vuelvan a ser como antes.
Me gustaría que nos visites, aunque sea un fin de semana cada tanto. La harías muy feliz a tu mamá y también a mí.
Estoy dispuesto a aceptar a ese muchacho como parte de nuestra familia y te prometo que no volveré a opinar sobre tu vida.

Cuando pasa el tiempo uno va comprendiendo los propios errores. Tal vez sea tarde para reparar el daño que hice, pero te pido que me des una oportunidad.
Sos mi hijo, mi único hijo. No quiero seguir teniéndote lejos.
Yo fui un estúpido al reaccionar y un orgulloso en tardar más de cinco años en buscarte.
Quiero que vuelvas, Roberto, quiero que me perdones. Por favor, hijo, por favor perdoname.
Sé muy bien que soy cerrado y antiguo como dice mi hermana, y que tengo un caracter podrido, como dicen todos. Pero si sirve de algo, yo te quiero muchísimo y sos lo que más me importa en esta vida.

Tengo la foto que nos sacó el flaco en el cumpleaños de Mario, es la última foto que nos sacamos juntos.
Te la mando.

Si me perdonás, avisá cuándo vienen con tu amigo, que hago un asado  y le damos la sorpresa a tu madre.
Si de pensar en lo feliz que se va a poner, se me mojan los ojos.
Ves, hijo, al final yo también soy un maricón, porque estoy llorando.

Tengo la esperanza de que me perdones, porque vos sos mejor que yo.

Papá.


51 comentarios:

ElFlaco dijo...

Esa frase de "Por que me hiciste eso a mi..." como si nuestros hijos se hubieran empeñado en jodernos la vida es tan comun y lo que nunca entendemos es que los que complicamos la existencia somos nosotros y nuestra idea de los hijos "ideales".
En fin es un momento duro para un padre pero primero estan nuestros hijos, espero que Roberto lo haya comprendido y pueda perdonar a su padre, el lo necesita, los dos lo necesitan.
Epistola me has hecho lagrimear carajo!

P.D: tengo por ahi un "medio libro" que nunca termine de escribir que se llama "las cartas que no lei" será tiempo de terminarlo ?

Cariños

La Novia dijo...

Waw, agüita en los ojos me puso este padre.
Epístola, emotiva carta ha seleccionado... Porque el AMOR es mas fuerte... solo eso queda por decir.
ROBERTO!!!! VOLVE!!!!!!

Abrazo de padre e hijo

Los amigos del duende dijo...

GRACIAS!!!!!!! POR SU ENSEÑANZA YOUTUBEANA!!!!

El Gaucho Santillán dijo...

Hay que darse cuenta que, los ùnicos que pueden vivir la vida de nuestros hijos, son ellos mismos.

Pero hay gente, que busca reflejarse en ellos.

Eso no funciona.

Saludos

leandro molins dijo...

Y pero lo hecharon por puto, eso es jodido no se si vuelve de ahi. Muy buena, si fuera gay y me hecharan por eso no vuelvo mas.

Adriana Alba dijo...

Lo importante es que el padre lo perdonó desde el corazón y con absoluta sinceridad.
Eso es de muchísimo valor para sanar heridas familiares, de lo contrario se arrastran por la vida, entre el desamor y la culpa.

Volvé Roberto... y perdoná, algunos hijos fuimos víctimas de víctimas, pero te vuelvo a repetir perdoná!


Gracias Epístola!
Saludos cordiales.

Rayuela dijo...

muy buena esta epístola,Epístola!
Roberto volvió?


mil besos*

Mónica dijo...

Conozco un caso parecido.El jovencito no se fue de la casa, se tapó todo lo que pudo,había mala relación solo con su padre por este asunto y siguieron hasta que este fallece.
Ahí, se mostró tal cual quiere.
Me cuenta al revés de esta carta, las ganas de volver a ver al padre que partió para dialogar "mejor".
Tristes realidades.

Muy buen post
Besitos
Mónica

SUSURU dijo...

Una carta escrita con mucho amor.
Ojalá el hijo vuelva con su amigo y puedan darse el abrazo que el padre pida. Pero no una vez.....sino todas las veces q se les de la gana.
Lamento que pasaran 5 años. Dicen que nuna es tarde para arrepentirse cuando se reconoce el error. Pero si hay resentimientos....ummmmm que difícil.

Imagino esta carta escrita hace muchísimo tiempo atrás. Siento que de haber sucedido en mi flia, por la edad que tienen mis hijos hubiéramos conversado muchas horas, pero no nos hubiésemos separado.

¿soy una tonta sentimental o una madre realista?

Esto me hace acordar a cuando una chica quedaba embarazada y la echaban de la casa y los mismos padres la trataban de puta.

Ojalá la difusión de los hechos, sea positiva para que prevalezca el amor (si existe) entre padres e hijos ante cualquier adversidad que se presente en el camino.

Existe la carta que Roberto le responde al padre?

Si la pudiste guardar entre tus tesoro, cómo me gustaría conocer sus letras.

Te pido encarecidamente Epístola, no me prives de ese conocimiento, ya que me tocó el corazón.

Nos vemos en la próxima carta.....

¡Cuántas historias de vida podemos conocer a través suyo!!! Qué obra de bien está realizando. ¿Se da cuenta de eso, Epistola?

La saludo cordialmente

Epístola Gutierrez dijo...

EL FLACO
Yo también espero que Roberto haya comprendido y haya perdonado, es lo mejor para los dos.
Esta carta también a mí me ha hecho lagrimear.
Por favorrr, terminá ese libro, sí, sí, sí, quiero leerloooo!!
Un beso.

LA NOVIA
El amor es más fuerte, sí. Mi deseo es que hayan resuelto sus problemas y se hayan abrazado fuerte!
Besos.

LOS AMIGOS DEL DUENDE
De nada, me alegro de haber sido útil.
Besos.

EL GAUCHO SANTILLÁN
Estoy totalmente de acuerdo.
Un beso.

LEANDRO MOLINS
Yo creo que los resentimientos no hacen bien a nadie. Lo mejor es reconciliarse y estar en paz, sobre todo cuando hay amor.
Un beso.

ADRIANA ALBA
Supongo que para ese padre que no terminó de entender, debe haber sido muy difícil perdonar y escribir la carta. Es muy valorable.
Yo quiero imaginar que Roberto perdonó y dio una oportunidad a la familia.
Gracias a vos.
Un beso.

RAYUELA
Muchas gracias. No sé si habrá vuelto, quiero pensar que sí.
Otros mil para vos.

MÓNICA
Lamentablemente hay muchos casos parecidos.En el que vos me contás me parece muy terrible que alguien tenga que esperar a la muerte de su padre para poder ser él mismo.
Qué triste siempre que quedan cosas por resolver en las relaciones...
Muchas gracias.
Besitos.

SUSURU
Yo también deseo que se hayan arreglado las cosas, que hayan podido dialogar y abrazarse, y volver a verse con frecuencia.
Fijate que esta carta es de hace dos años, nada más. Aún suceden estas cosas.
Estuve atenta, no hubo carta de respuesta, pero es posible que haya decidido llamar por teléfono, o ir personalmente (yo tengo esa esperanza)
Muchísimas gracias por tus palabras, se aprende mucho leyendo correspondencia. A ponerse en el lugar del otro y poder entenderlo, por ejemplo.
Un beso, Susuru, podés tutearme, no soy tan vieja, ja.

elisa...lichazul dijo...

nada mejor que poder remendar lo roto
cuando la vida aún canta
después llorar no basta
pues el tiempo se ha ido
y con ello el arrepentimiento es un peso
que encorva el ánimo y los sentidos

hermosa misiva, reflexiva con final abierto
besitos de luz

Marcelo dijo...

A veces me pregunto dónde estará el núcleo duro de la masculinidad, si se quiere aunque no me gusta el término, su "esencia"
En el llorar está claro que no y el padre se equivoca. No es de maricones llorar y de "hombres" no hacerlo. Ves? ahí aparece de nuevo: los gays, no son hombres? Claro que sí! Asociar la cobardía/valentía a la orientación sexual me parece increíble.
Un saludo epistolar.

La candorosa dijo...

¡¡Hermosa carta, Epístola!!

En ella se puede leer y está claro que quien tiene algo que perdonar ¡¡es el padre!!... pero ¡¡a si mismo!!

A su hijo ¡¡no tiene nada que perdonarle!!! ¿Qué hizo el muchacho para que lo tengan que perdonar? ¿Por haberse enamorado habría que perdonarlo?

Vamos, que en toda relación, lo importante es el reencuentro en el amor mutuo, sabiendo que todos somos candidatos ¡¡¡a meter la pata hasta el cuadril!!!

Por tal, solo si ese padre se perdona a si mismo, su hijo podría volver... ¿verdad?

Los reencuentros a puro afecto, ¡¡¡son los que valen!!!

¡¡Saludazos!!

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Hermosa carta,
ojalá haya tocado el corazón de su destinatario...

paz&amor

Isaac

la Chechu dijo...

Querida amiga: ya sabés que soy medio desconfiada y que los gestos grandilocuentes no me convencen.
No estoy tan segura de que el padre acepte a Roberto.
Sigue hablando de "ese muchacho", invitándolo a venir con "su amigo", sigue sin asumirlo como pareja.
Y eso de decir "soy un maricón" también estoy llorando!! Si Dios no hubiese querido que los hombres lloren, no les habría puesto lagrimales.
Y hablando de Dios, te cuento que tengo un candidato rondando que debe ser evangelista o algo así porque me dijo que me iba a hacer verle la cara a Dios ya que mi marido me abandonó hace unos meses.
Otro día sigo, me voy a ver la novela y a tomar unos mates.
Te mando muchos abrazos.
la Chechu

Epístola Gutierrez dijo...

ELISA...LICHAZUL
Muchísimas gracias por los bellos versos que regalaste en tu comentario.
Cuando hay algo quebrado, lo mejor que puede pasar es repararlo.
Besos.

MARCELO
Yo opino exactamente como vos. Pero hay muchos que opinan como el papá de Roberto, y creo que ellos también sufren por eso.
Un beso.

LA CANDOROSA
Coincidimos, no hay nada que perdonarle al hijo. Pero seguramente en su proceso interno y desde sus códigos, el padre haya tenido que perdonarlo primero al hijo para poder asumir su gran error y llegar a pedirle perdón.
Besitos.

SÓLO EL AMOR ES REAL
Bienvenido, Isaac. Ojalá, y que sea para bien.
un beso.

LA CHECHU
Por lo que sé del tema 8de haber leído cartas y cartas) para un padre de estos, que llegue a pedir perdón y tenga la intención de aceptar a su yerno ya es muchísimo.
No pidamos peras al olmo, él nunca dirá "la pareja de mi hijo" . Lo llamará por el nombre, o será "el amigo".
Creo que aunque se amordace por no volver a perder al hijo, siempre lo pensará como maricón, o como enfermo. Pero es valorable su gesto, de todos modos.
Qué hermosa tu frase, Chechu, de los lagrimales!
Ay, querida, vos no cambiás más!!
Echale flit a ese candidato, que es un grosero! No es evangelista ni nada de eso, te está diciendo que va a tener sexo con vos.
Te enviaré una carta explicativa, querida mía.El tema es largo como para explayarme aquí.
Un abrazo grandote, amiguita del alma.

Wanda dijo...

Me robo un par de lagrimas, me dio como penita, no soy mama, pero me imagino la angustia del papa, pidiendo por su hijo, en parte entiendo la causa de su hijo de sentirse ofendido.
Lo positivo es que el papa de Roberto, pueda aceptar la decision de roberto.
Ojala hayan recompuesto su relacion.
hermosa Carta
Saludos
Wanda.

Epístola Gutierrez dijo...

WANDA
Leer esta carta a mí también me sacó alguna lágrima. El hombre actuó muy mal con el hijo, pero también él sufre.
Un beso, Wanda.

Mónica dijo...

Paso de nuevo, Epístola, para decirte que estoy enganchada con tu blog.
Realmente estupendo.
Muchas gracias a vos por compartir.


Besos

Eleanor Rigby dijo...

Doña Epístola, me hizo lagrimear eh, ah noooo! la cosa era pasar, leer alguna que otra carta con recuerdos...que se yo, pero de estos...me hizo lagrimear, le repito...

Hermosa la cartita, gracias!

PD: hechos así son más comunes de lo que uno cree, yo he visto irse hijos de las casas x miles de razones q le han puesto sus padres q hoy se arrepienten, pero que bueno asumirse errado.

A.R.N. dijo...

y cuando sale la contestacion del nene?
besitos

Liliana Lucki dijo...

Seguire la historia….si es que nos das la posibilidad.

Me atraen las cartas,sobre todo el ver desde afuera los

posibles enredos de las vidas cercanas y cotidianas.

Un asado…no se cuanto arregla,pero acerca.

Este blog me atrae y mucho. Volveré

Yoni Bigud dijo...

De todas las situaciones, aun las más delicadas, se puede volver. Pedir perdón es un buen comienzo.

Un saludo.

AMTS. dijo...

La homofobia logra estas situaciones,y peores también, todo producto de la heteronormatividad impuesta socialmente, la no aceptación de la diversidad, no solo de indole sexual, sino como seres humanos diversos y diferentes que somos, en muchos aspectos ...Lo bueno de todo es que este hombre supo abrir los ojos, perder a un hijo por tener la mente estrecha, la verdad, iba a ser un genuino desperdicio, pero, sin embargo, existen "monstruitos" sociales que prefieren morir a tener un hijo gay o madres que prefieren que su hija sea una prostituta (con el respeto a las trabajadoras sexuales) a que sea lesbiana. No fué mi caso, si bien al principio cuesta la aceptación, el tiempo demuestra lo ridiculo de la "no aceptación", someter a un hijo a sentir lo que no desea? a ser feliz en la puta diplomacia? a casarse de blanco una chica que ama a otra chica? nahhh, estamos en el 2010 no en el 1800 ... Todo producto de una profunda ignorancia, obvio ...









AMTS.

Epístola Gutierrez dijo...

MÓNICA
Muchísimas gracias a vos por tus palabras y tu estímulo.
Besos.

ELEANOR RIGBY
Hay temas que nos sacan lágrimas...
Muy triste que los hijos se vayan de la casa paterna de mal modo.
Gracias, un beso.

A.R.N.
Lamentablemente no tengo en mi colección la respuesta de Roberto. Creo que no le respondió por carta. espero que lo haya hecho de algún modo.
Besitos.

LILIANA LUCKI
En este caso la historia la tendrá que seguir cada uno con su imaginación.
Tengo otras cartas, sí, con respuestas en mi colección. Incluso un juego de ocho cartas, pero esas las publicaré más adelante.
A veces un asado puede ser una buena excusa para empezar a encontrarse, qué sé yo.
Gracias, qué suerte que te atraiga mi blog.
Pasé por el tuyo y me fasciné con tus obras artísticas, y también volveré a pasar.
Besos.

YONI BIGUD
No sé si de todas, pero de una gran parte sí. Pedir perdón es siempre un buen comienzo.
Saludos.

AMTS
Existen mounstritos y también gente abierta. Yo tengo la esperanza de que cada vez haya más gente abierta.
Qué bueno que a vos no te haya resultado terrible.
Creo que todo acto de discriminación tiene que ver con ignorancia (a veces se suma el miedo)
Un abrazo.

Gamar dijo...

Esa familia está rota sin dudas. El padre tiene roto el corazón y el hijo... Bue,también debe tener roto el corazón.
Saludos

Epístola Gutierrez dijo...

GAMAR
ja ja ja, espero que tu comentario no nos traiga problemas con el INADI.
Yo sé que sos un hombre sensible.
Besos.

nadasepierde dijo...

El día que los padres aprendamos que los hijos viven la vida de ellos y no la de uno, va a ser un gran día. Yo, que sufrí bastante con esa postura de los mios, creo que pude hacer un paso mas allá y respetar sus decisiones. Que bueno que el padre pudo darse cuenta cuando todavía está a tiempo, y es lindo que espere ese reencuentro pensando tambien en la madre y lo que sufre,
Habrá vuelto Roberto?

un besos

CaZp dijo...

Duro texto.

Aun en su deseo de reconciliación y su pedido de perdón, en su declamada aceptación, se pregunta "qué he hecho mal para que salieras así". Y luego, invitando a la pareja de su hijo, puentea su primera intención de "aceptarlo como familia" y no opinar... pero lo invita y espera "con tu amigo".

Así las cosas, se extraña, se duele. Uno, hasta se cree arrepentido desde el corazón, pero el cambio, ese click, es difícil de conquistar.

Magnífica historia, simple, concreta, contundente.

Felices libertades =D

Epístola Gutierrez dijo...

NADASEPIERDE
Ese día sí que va a ser un gran día.
No sé, yo imagino que sí, que habrán vuelto y estarán tratando de construír nuevamente la familia.
Besitos.

CAZP
A veces los cambios no se dan con ese click, a veces que haya reconocimiento del error y un pedido de perdón es ya un milagro.
Muchas gracias.
Un beso.

SUSANA dijo...

Finalmente se encuentran, es todo lo que cuenta. Cada cual es hijo de su tiempo, antes que padre e hijo. Y el esfuerzo por entenderse mutuamente es mayúsculo y doloroso.

Ojalá muchos papis y mamis dieran pasos como éste, aún mucho antes del daño y la distancia. Los hijos nos necesitan, el mundo afuera es demasiado difícil y hostil, como para dejarlos solos e incomprendidos.

Vale Epístola, esta carta debería recorrer el mundo.

Un fuertonazo Abrazo!

Epístola Gutierrez dijo...

SUSANA
Qué lindas palabras para expresar algo muy verdadero.
Muchas gracias, muchos besos.

miralunas dijo...

Epístola querida: qué sensible talento en la elección de cartas!
cada una plantea qué hay en los pliegues de las almas, con atinado humor, con sabia tibieza.

chapó, hurgadora de cartas!
mis saludos a Emilio.

AMTS. dijo...

Gracias por sus palabras señorita o señora, quizá, no lo sé, jeje








Abrazzoooo!










AMTS.

Paula dijo...

Me emocionó hasta las lágrimas esta carta.
Soy madre y se que no puedo estar lejos de mi hija ni un solo día, que la extraño horrores cuando se va unos días de vacaciones.
Así que leer que estuvieron 5 años distanciados (entendí que por una cuestión de elección sexual del hijo) me puso la piel de gallina.

Muy bueno el blog, vendré en otra oportunidad con más tiempo!!

Gracias por tu comentario en el mío y ya te llevo enlazada!!!

Besos!!!

Epístola Gutierrez dijo...

MIRALUNAS
Muchas gracias por tus palabras, es un placer tenerte aquí.
Le daré tus saludos a Emilio.
Un beso.

AMTS
Me gustó eso de señorita!!! ja ja ja
Pero podés decirme como quieras.
Besitos.

PAULA
Sin dudas, estar alejado de un hijo debe ser un sufrimiento terrible.
Es increible el daño que pueden llegar a hacer los prejuicios.
Tu blog me encantó, aquí sos bienvenida siempre.
Un beso.

La Maga de Lioncourt dijo...

Que tremendo! Ojalá el chico responda y vuelva, que reconozca que su padre está dando un gran paso reconociendo que se equivocó y pidiendo perdón.

Beso!

Pd: casi me olvido, que original tu blog!! :-)

AMTS. dijo...

Emm por su manera de expresarse, quizá me equivoque, usted no es una "pendeja", no quiero decir que tenga la edad de mi abuela por favor, pero me genera intriga, porque yo formé mi propia familia en blog jajaja, el gaucho es mi tio postizo por ejemplo, capaz a usted la adopto como madre blogger o tia, hermana ya tengo jeje!







Un abrazoo y gracias por sus palabras tan lindas ...









AMTS.

elisa...lichazul dijo...

ten una semana preciosa
muchas gracias por tus huellas

besitos de luz

Epístola Gutierrez dijo...

LA MAGA DE LIONCOURT
Ojalá el muchacho haya perdonado y haya vuelto a ver a su familia, sí.
Muchas gracias!
Un beso.

AMTS
Ja ja, creo que mi nombre inspira a que me traten de usted.
Así es, no soy una pendeja, para nada.
Tampoco sé tu edad, pero seguramente podría ser tu madre. Me gusta más tía! Tía Epístola suena bien, además. Y podés tutearme.
Te agradezco que hayas pensado en mí para sumarme a tu familia blogger, y acepto con gusto esa linda responsabilidad.
Un beso.

ELISA...LICHAZUL
Muchas gracias, es un gran placer pasar por tu blog.
Muy buena semana, también para vos.
Un beso.

carli dijo...

Epis, que buena carta, espero que tambien un buen encuentro.
díficiles muchas veces son esas tramas familiares, pero soy una convencida que el amor todo lo puede.
que empeces muy bien la semana, un beso.

Epístola Gutierrez dijo...

CARLI
Yo creo que con amor solamente no se resuelven las cosas, pero es lo que hace que valga la pena ir al encuentro.
Muchas gracias, que sea muy buena semana también para vos.
Un beso.

Anónimo dijo...

Epistola-pistola,o como sea.

Noto que nadie puede darte edad…señorita o señora.

Te imagino alegre,no muy mayor,bien dispuesta.

Sin problemas,ni los buscas ni los quieres.

Escribes de maravilla.Con gracia y salero.

Eres pueblerina o citadina,da igual.

Eres la dueña de un gran y nuevo blog.

Se suman adeptos,eres energia pura.Inmantada.

Tienes en mi un nuevo admirador.

Volver..como el tango de ustedes !!!Si volver a este

guarda cartas o cartas guardadas.

Juanca.

PABLO FRANKO dijo...

Muy bueno, me mató porque con esta frase: "Ves, hijo, al final yo también soy un maricón, porque estoy llorando." el hijo pudo haberlo mandado a la mierda otra vez
Pero inmediatamente con la siguiente "Tengo la esperanza de que me perdones, porque vos sos mejor que yo." el padre levanta y hace un gol de media cancha en el corazón del hijo. La sinceridad y el arrepentimiento nos hacen ser contradictorios pero tanto detras de una como de otra frase, está el amor. Linda carta abrazo

Cris dijo...

Epìstola , me pareciò Eelente forma de tocar el tema , por un lado, y por otro , Nuestros hijos , son tan solo eso , si , ni mas ni menos Personas a quienes les hemos dado lo que pudimos y hacen con sus vidas lo que pueden , nadie es dueño de la Verdad , Cual es la verdad ?? , seguro diferente para cada quien.
Saludito
Cris//mujeresdsincuentay

Colette dijo...

Estoy con Pablo: la carta era enternecedora hasta que el buen hombre dijo eso de "yo tambien soy maricón porque lloro", jajaja.
Pero habrá que perdonarlo, porque es "un antiguo".El hijo ya lo debe conocer.
A veces es dificil aceptar que nuestros hijos son dueños de su vida y no la van a vivir como nosotros queramos.
Me gusta el titulo del blog.
besos.

Epístola Gutierrez dijo...

JUANCA
Gracias por tus palabras, ojalá me parezca un poco a lo que imaginás de mí.
Tus elogios me hacen sentir muy bien. Volvé, que voy a estar esperándote.
Un beso.

PABLO FRANKO
Yo creo que este señor escribió con el corazón, le debe haber costado mucho hacerlo y le debe haber sido imposible esconder sus contradicciones y sus ideas.
Vale el amor, siempre.
Muchas gracias. Un beso.

CRIS
No tengo hijos, pero opino igual que vos. La única verdad es que cada uno tiene derecho de hacer con su vida lo que quiera.
Un beso.

COLETTE
Y sí, con esa frase arruinó todo, pobre. Ojalá el hijo lo perdone y le tenga paciencia, y en el tiempo este hombre pueda ir cambiando sus ideas.
El título del blog es el título de un vals que podés escuchar en el reproductor que está acá en el costadito. Es el primer video.
Besos.

Lady Baires dijo...

Epístola, qué emotivo compartir estas cartas.
Maravilloso que se te ocurrió abrir un blog.

Vuelvo a leerte.

Cariños

Epístola Gutierrez dijo...

LADY BAIRES
Gracias, muchas gracias. Ya iré a conocerte.
Un beso.

Princesa Adora dijo...

Polémica su carta, eh!
Yo tengo un hijo pequeño y por más "open minded" que sea no me gustaría que fuera gay. Es para entenderlo al padre y también es para entender que sí, como dijo ya alguno por ahí los únicos que pueden vivir la vida de los hijos son los hijos, al igual que habremos hecho nosotros seguramente contrariando aunque sea un poco a nuestros padres en algún momento.
AMOR siempre es la clave, amor para amar sin restricciones, para acompañar, para perdonar y para aceptar. Lo digo para todos, lo digo para mí.

Cariños!

Epístola Gutierrez dijo...

PRINCESA ADORA
Por qué no te gustaría que fuera gay? Creo que sirve preguntarse las razones por las que tenemos prejuicios, a todos en algo nos sucede.
Tal vez el padre hace lo que puede, y claro que lo entiendo en su sufrimiento, pero no tiene razones ni argumentos válidos.
Tu frase final resume todo: el AMOR siempre es la clave!
Besitos.